domingo, septiembre 17, 2006

UNA PENA Y UNA ALEGRÍA

Finaliza una semana temida por mí, y es que en ella se ha producido lo que una buena amiga mía ha venido a llamar el “2º destete”: pues sí, mi pequeña de 3 años comenzó el lunes la gran aventura del cole, y no habiendo ido antes a ninguna guardería, sino que ha permanecido hasta ahora en el entorno familiar (sus papis, abuelos...), pues ha sido un poco duro. Otros años yo me sonreía viendo en la TV las típicas imágenes de inicio de curso, ya sabeis, los peques llorando a lágrima viva... pero vivirlo en mis propias carnes, debo confesar que no es agradable.
Me satisface el hecho de que la dejo en muy buenas manos, que va a recibir una enseñanza muy personalizada ( es una escuela rural y hay muy pocos niños), y pese a todos los lloros, aspavientos, gritos y demás, sé que le gusta y disfruta porque cuando llega a casa, nos cuenta con todo lujo de detalles todo lo que hace. Es un amor.

Esto en lo que a penas respecta; hablando de alegrías, el paquete sorpresa que recibí de Silvia... ¿ Y que había dentro ?

Empiezo por un estupendo costurero toblerone, en los que Silvia se está especializando y con muy buen resultado, os lo puedo asegurar. Ha utilizado unas telas muy alegres, y en el interior, detalles como los botones azules, la cinta de terciopelo para colocar las tijeras y los pequeños aros dorados para los hilos sujetos por unas cintas de organza azul, la misma que lo cierra, pero en naranja.


No contenta con esto (yo, encantada del alma), añade una magnífica pieza de nácar para liar los hilos, una auténtica maravilla que yo ya había visto y codiciado, así que cuando la ví en mis manos, casi ni me lo creía. También de nácar son los 2 pequeños aros para hilos que espero que dentro de no mucho luzcan en mi primer trousse de brodeuse.
Para que no me olvide de trabajar, unas floreadas telitas de patchwork, unos botones muy navideños (que sí, que la Navidad está a la vuelta de la esquina y hay que pensar ya en ponernos manos a la obra ) y, como remate, me ha mandado los esquemas del Winter Snapperland de Beent Creek, un proyecto que VJ ha propuesto hacer como SAL, que me apetecía mucho hacerlo, y claro, ahora ya no tengo excusa.


Silvia, repito lo que te dije ya por teléfono: Gracias por estos pequeños tesoros, pero sobre todo, por brindarme tu amistad desinteresada desde el primer momento, eso es lo verdaderamente importante para mí. Y habrá "revancha", seguro.

10 comentarios:

  1. Muy bonito regalo!! Y por lo que veo a acertado en la selección . :)

    ResponderEliminar
  2. Creo que lo pasamos peor los padres que los niños, verdad?

    El regalo de tu amiga muy bonito, imagino tu alegria al destapar el paquete

    ResponderEliminar
  3. uffff cuanta razón tienes, yo tambien lo pasé fatal cuando dejaba a mis hijos en clase llorando, y eso que trabajo en el mismo cole que ellos han ido siempre.
    No te quiero desanimar pero..preparate para mañana, llorará más...ya sabe donde vá!!

    ResponderEliminar
  4. et alors? as tu commencé le winter snapperland ??? bonne semaine!

    ResponderEliminar
  5. Rosa, cuánta razón... hoy ha tenido un despertar malísssssimo, pero hemos conseguido que vaya sola en el autobús: la semana pasada fui yo con ella todos los días (aquí nos lo permiten).

    ResponderEliminar
  6. Genial, ya has dado el primer paso , seguro que en unos días se hace a ir sola, en cuanto vea que mami siempre está cuando el cole termina.
    ¡ Anda , anda, que menudo paquetito!

    ResponderEliminar
  7. ¡Vaya penita! Pero ya ha pasado la primera semana y por lo que cuentas le gusta ir al cole.

    Que te voy a decir que no sepas, si estamos más o menos en la misma situación.

    Precioso el regalo de Silvia, ya he visto el SAL, es una monada.

    ResponderEliminar
  8. Pobrecitas las dos, menos mal que se pasa pronto, que bien nos viene la rutina de vez en cuando :)

    ResponderEliminar
  9. Cristina, qué bien te he comprendido al leer lo del primer día de cole...lo he pasado con cada uno de mis niños, la pequeña fué la que más se negaba a ir, y yo creo que yo lo pasaba peor que ellos, pero poco a poco se fueron integrando ( de los dos mayores hace siglos ya, :))...les enriquece mucho todo lo que aprenden y el contacto con otros niños, hoy en día ella ya espera el final del verano con impaciencia para volver a ver a sus amiguitas y ver que profe será la de este año y que cosas nuevas verán...:)

    El regalazo precioso, además parece un proyecto muy atractivo "Winter Snapperland" y si lo haces como SAL todavía tiene más aliciente compartir los progresos. :0

    ResponderEliminar
  10. Qué tesoro de paquete! Me fascina recibir paquetes amorosos ... ¿No te deja el corazón endulzado por muchos días?

    Con respecto a la peque, me hiciste revivir LA TRAGEDIA que fue dejar a mi nena en el colegio por primera vez. Tuve que pasar por eso dos veces y la única que lloró fui yo porque ellas estaban encantadas. Y la primera vez lloré tanto (escondida en mi coche) que me dolió la cabeza, ja, ja, ja!!!!

    ResponderEliminar