martes, junio 20, 2006

ASTUUUUURIAS, PATRIAAAA QUERIDAAAA....

Pues sí, este fin de semana hemos hecho una breve escapada a Asturias aprovechando la invitación de unos amigos que insistían en que fuéramos desde hace tiempo. Yo ya había estado en una ocasión, por motivos de trabajo, pero sólo tuve oportunidad de conocer Oviedo, ciudad que me pareció preciosa y que vivia un ambiente especial en los días previos a la entrega de los premios Príncipe de Asturias.
Esta vez hemos conocido la zona de Cudillero, en la costa, y hemos venido encantados porque es un entorno maravilloso, con pueblecitos pesqueros llenos de encanto, pequeñas playitas, una arquitectura muy cuidada que hace que algunas casas parezcan salidas de un cuento de los hermanos Grimm.... y ese verde exuberante por todas partes (qué jardines, qué hortensias....!!!!), por no hablar de lo bien que se come y de lo buenissssimos que están los dulces asturianos, de los que me he traído una buena provisión. Ah! Y tres tipos diferentes de queso: a nosotros nos va el turismo gastronómico.
El tiempo no nos acompaño demasiado, siempre nuboso, pero he de decir que al final se portó bien porque no llovió e incluso el sábado por la tarde nos brindó unos cuantos rayitos de sol que aprovechamos para ir a una playa cercana donde la niña disfrutó como una enana.En las fotos os muestro la playa a la que fuimos, pequeña y muy tranquila en esta época del año, y una vista de los acantilados del faro de Vidio, absolutamente espectaculares.



6 comentarios:

  1. ¡Qué envidia! Es una zona que me gustaría conocer...

    ResponderEliminar
  2. Nosotros estuvimos hace unos años , y nos pasó lo mismo con el tiempo, hasta el punto de tener que comprarme algo de ropa porque la llevaba muy fresquita de los calores madrileños

    ResponderEliminar
  3. Asturias es mi asignatura pendiente, hace unos años teniamos programadas allí las vacaciones pero que suspendimos por imprevistos, habra que ir pensandolo de nuevo ;-)

    ResponderEliminar
  4. A las que no han ido, hay que animarse porque vale la pena, aunque yo soy muy subjetiva en este aspecto porque adoro el norte, soy de San Sebastián y aunque hace ya unos cuantos años que no vivo allí, sigo echando de menos todo aquello.
    El tiempo, está claro que no acompaña siempre, yo iba ya preparada porque tengo entre mis favoritos la página de Instituto Nacional de Meteorología, que es buenísima y acierta bastante (www.inm.es, te da las predicciones por localidades), pero hace unos años, huyendo también de los calores madrileños, me fui a Sanse con camisetas de tirantes... y se pasó toda la semana lloviendo !!!!!

    ResponderEliminar
  5. ... pues nosotros vamos este verano !!!!. La familia de mi marido es de ascendencia asturiana y creo que no vamos a perdonar ni las fabes ni los culines de sidra....

    ResponderEliminar
  6. Silvia, está claro que allí la sidra es la bebida nacional, la bebe todo el mundo y es que además han ideado unos artilugios muy curiosos para escanciarla sin mancharse y para los que como yo no saben escanciarla: algo así como un pequeño barril de vino abierto en cuyo interior hay un soporte para el vaso y en la parte superior se coloca la botella de sidra con un tubo de plástico en su interior, le das a un botón, y la sidra cae en el vaso a través del tubito. Lástima, no me di cuenta de sacarle una foto, pero seguro que los ves cuando vayas. A mi hija le encantaron.
    Y las fabes... las hizo nuestra amiga y eran... pura mantequilla !!!

    ResponderEliminar